Historia del ISMMM

En sus inicios…6 de marzo

Si al triunfo de la gesta revolucionaria, en 1959, apenas existían en Moa tres escuelas públicas, con una matrícula que no superaba los 120 alumnos y el analfabetismo rebasaba el 70 % de las personas adultas y el 60 % entre los niños y adolescentes, lógico es suponer que, ni aún en las aspiraciones y sueños de los más optimistas vecinos de este territorio, se pensara que algún día en Moa existiera un centro de educación de nivel superior.

Pero la obra transformadora de la Revolución triunfante y las necesidades de técnicos superiores para satisfacer la demanda de fuerza de trabajo calificada para la industria del Níquel, tanto en Moa como en Nicaro, determinaron que en 1964 se firmara un convenio entre la Empresa Consolidada del Níquel y la Universidad de Oriente, mediante el cual se crea el primer Plan Extramuros de un centro universitario del país, la Universidad de Oriente.

Con la creación de aulas en Moa y Nicaro, — atendidas materialmente por la Industria del Níquel y, docente y metodológico por la Universidad de Oriente – para las carreras de Ingeniería Mecánica y Química, en las que matricula un grupo de trabajadores de las fábricas “Comandante René Ramos Latour” y “Comandante Pedro Soto Alba”.

En el curso 1966-1967, era muy pobre el número de trabajadores con el nivel de escolaridad requerido para poder matricular en la Enseñanza Superior; el éxodo de ingenieros hacia Estados Unidos agudizó la necesidad de técnicos superiores en estas industrias, se hizo necesario la firma de un nuevo convenio entre la Universidad de Oriente y la Industria del Níquel, para que jóvenes estudiantes de primer año, seleccionados y de forma voluntaria, vinieran a Moa y Nicaro a concluir sus estudios superiores mientras laboraban en la industria junto a sus profesores, procedentes algunos del centro de altos estudios santiaguero, para que la Industria Cubana del Níquel pudiera continuar produciendo y desarrollándose. Los primeros siete ingenieros de aquel grupo se graduaron en diciembre de 1972.

De 1972 a 1974 el Plan Extramuros se denomina Plan de Docencia-Producción, se incrementa el número de estudiantes de la Universidad de Oriente que vienen a cursar estudios en Moa y Nicaro y adopta otro régimen docente. En 1974 se crea la Filial Universitaria de la Universidad de Oriente y se decide crear un Instituto Superior en Moa, con las cátedras de Minas y Geología.

El desarrollo y consolidación de estas Unidades Docentes, pertenecientes a la Facultad de Tecnología de la Universidad de Oriente dieron origen a la creación del Instituto Superior Minero Metalúrgico, principal institución académica del país en la rama Geológica, Minera y Metalúrgica, que desde su fundación se ha erigido como un importante eslabón en el desarrollo de la Industria Cubana del Níquel. Se caracteriza por su laboriosidad, pensamiento crítico, creatividad, espíritu innovador, alto sentido de pertenencia, solidaridad, y promueve una cultura de valores poderosa y positiva.

El 29 de julio de 1976 con la Ley 1307 emitida por el Consejo de Ministros de la República de Cuba. Comenzó su actividad académica el 1ro de noviembre del mismo año, con una matrícula total de 970 estudiantes en 7 carreras fundamentalmente de Ciencias Técnicas, con una graduación en Julio de 1977 de 75 estudiantes que venían formándose desde las Unidades Docentes antes mencionadas. En aquel momento egresan de ese centro de estudios superiores 25 geólogos, 13 mineros, 11 químicos y 26 mecánicos.

En el año 1998, atendiendo a la necesidad de denominar con un nombre a nuestra Universidad, se procede a efectuar un concurso que pretende lograr dicho objetivo. De todas las propuestas presentadas se decide la comisión evaluadora por escoger la sugerencia de nombrar al Instituto Superior Minero-Metalúrgico: “Dr. Antonio Núñez Jiménez”. Este eminente científico cubano proyectaba la imagen ideal para el bautizo de lSMMM, pues constituye un paradigma para los estudiantes de las ciencias. Con su amplio quehacer en el archipiélago cubano, además de sus incursiones por otros lugares del mundo, se le conoce como el cuarto descubridor de Cuba.

Su vinculación estrecha con el sector productivo y su tradición patriótica y científica, sustenta la formación continua de profesionales revolucionarios de alto nivel en las ciencias técnicas, con capacidad de liderazgo científico y político para transformar los procesos con tecnología sostenible.

Abarca un área geográfica de 55 662 m2, con una amplia base de laboratorios como apoyo a la docencia e investigación, residencia estudiantil y de postgrado, centro de cálculo y de información científico – técnica, museo de Geología, áreas deportivas y culturales.

Evolución…

El ISMMM en el curso 1989-1990 alcanzó su máxima matrícula: 2 352 estudiantes, con una graduación de 307 estudiantes.

Las afectaciones del Período Especial provocaron una reducción de capacidades para los interesados en cursar estudios superiores, por lo que solamente ingresaron al recinto 941 jóvenes.

Con la recuperación sostenida del país y la creación de los Programas de la Revolución (Universalización) concluyó el curso 2007-2008, con una matrícula total de 10 263 estudiantes (incluyendo la SUM), formando profesionales altamente calificados en 18 carreras de Ciencias Técnicas, Humanísticas y Económicas.

Desde sus inicios el Instituto contó con la infraestructura necesaria para dar respuesta a su objeto social, con un continuo perfeccionamiento en función de las misiones asignadas. Inició con 6 Departamentos Docentes y en la actualidad tiene 15, además de la infraestructura de aseguramiento correspondiente; formaron parte de la infraestructura las SUM de Moa, Sagua de Tánamo, Frank País y Mayarí. En la actualidad cuenta con tres Facultades (dos para las Ciencias Técnicas y una para las Ciencias Humanísticas y Económicas).

Esta casa de altos estudios es centro rector nacional  de las carreras de Ingeniería de Minas, Ingeniería Geológica e Ingeniería Metalúrgica.

En sus 42 años, el Instituto Superior Minero-Metalúrgico ha graduado a más de 11 mil profesionales, ubicados para su actividad laboral en el MINBAS y en particular en las Empresas del Grupo CUBANIQUEL, en el MICONS, MINFAR, SIME, otros organismos y CES, ha otorgado a más de 350 Títulos de Oro. Debemos incluir además la cifra de 542 graduados extranjeros provenientes de 59 países.

.